Seleccionar página

Poulantzas
Poder político y clases sociales en el estado capitalista

Capítulo 1: Sobre el concepto de política

Básicamente se entiendo lo político como la superestructura jurídico – política
del Estado y la política como las prácticas políticas de clase.
Los diversos niveles de una formación social están caracterizados por un
desarrollo desigual, rasgo esencial de la relación de esas temporalidades
diferenciales en la estructura.
La práctica política es la que transforma la unidad, es el motor de la historia.
Pero definir lo político como práctica de objeto y productos definidos, siempre
corre el riesgo de diluir su especificidad. Se debe superar el historicismo de lo
político.
La superestructura política constituye el poder institucionalizado del estado.

La función general del estado
El estado posee la función particular de constituir el factor de cohesión de los
niveles de una formación social. Actúa como factor del orden y como factor de
regulación de su equilibrio global, en cuanto sistema.
El estado es también la estructura en la que se condensan las contradicciones
de los diversos niveles de una formación. Es el lugar que permite descifrar la
unidad y la articulación de las estructuras de una formación. El estado impide el
estallido del conflicto político de clase.
Una formación social históricamente determinada se caracteriza por la
imbricación de varios modos de producción.

Modalidades de la función del estado

La función de orden o de organización del estado presenta diversas
modalidades. Se refieren a los niveles en que se ejerce en particular: técnico-
económico, función política en a lucha de clases e ideológica. El papel global
del estado es político. Esta en relación con una sociedad dividida en clases.
La función del estado afecta en primer nivel a lo económico, al proceso de
trabajo y a la productividad del mismo. Organiza el proceso de trabajo, también
organiza la función educativa y de enseñanza. En el papel estrictamente
político, conserva el orden político en el conflicto político de clases.
Esas funciones corresponden a los intereses políticos de una clase dominante.
Tienen por objeto la conservación de la unidad.

Capítulo 4: El Estado capitalista y las clases dominantes

En una formación capitalista, en el nivel de dominación político, coexisten
fracciones de clases, constituidas en el bloque en el poder.
El bloque en el poder constituye una unidad contradictoria de las clases o
fracciones dominantes, unidad dominada por la clase o fracción hegemónica.
Existe una incapacidad de la clase burguesa para erigirse a nivel hegemónico.
Se caracterizan por un fraccionamiento profundo. Siempre existe una situación
siempre inestable de la dominación a nivel político.

¿Cuál es el papel del estado? Es el factor de unidad política del bloque en el
poder bajo al égida de la clase o fracción hegemónica.
El estado capitalista funciona como unidad centralizada, organizada partiendo
del dominio de esos poderes sobre otros. El estad es el lugar donde se expresa
la legitimidad del poder político institucionalizado.
La distinción de los poderes institucionales es una característica típica de
un estado que funciona frente a un bloque en el poder. En el caso que el
P.E y P.L estén controlados por la misma clase o fracción, a distinción en su
funcionamiento es inexistente.

Capítulo 5: El problema en las formas de estado y en las formas de régimen: el
ejecutivo y el legislativo

La distinción E y L, incluye varios factores heterogéneos. En primer lugar los
de orden técnico. Un predominio del ejecutivo significa con frecuencia una
intervención especifica de o político en lo económico.
Esta relación esta ella misma sobredeterminada y funciona como garantía para
las clases dominantes.
Las formas por las cuales el ejecutivo o el legislativo se consideran la unidad
del pueblo nación, son diferentes.
En el marco del predominio del Parlamento, la legitimidad tiende a confundirse
con legalidad.
El predominio del ejecutivo también remite a las dificultades de la fracción
monopolista para organizar la hegemonía política respecto de las clases
dominadas en el parlamento.
Las formas de los estados fijan los límites del funcionamiento de los partidos

en la escena política, circunscriben el marco general del papel de los partidos
respecto del bloque en el poder y de su organización política de clase.
El policentrismo del ejecutivo no hace más que reflejar en su funcionamiento
real las relaciones actuales del bloque en el poder y de los monopolios. El
ejecutivo responde los intereses de los monopolios. En resumen las relaciones
de clase de bloque en el poder que se reflejan ya en el legislativo, tienen cada
vez más tendencia a trasladarse a los centros del ejecutivo mismo, asumiendo
un funcionamiento particular.
El predominio de uno de estos poderes sobre otros representa una instancia
central de unidad del estado. Refleja la legitimidad política de una formación, es
el asiento de la organización de la fracción hegemónica.
La forma de estado se combina con el tipo de régimen, por ejemplo la forma de
estado con predominio del legislativo multipartidista.
El predominio del ejecutivo no significa una autonomía mayor del estado
respecto de aquellas clases o fracciones.